Diseñado para instalaciones de conducción de químicos agresivos como ácidos, álcalis, solventes, concentrados de mineral, que se trabajan a una temperatura máxima de 82 °C.